La actual revolución tecnológica importa múltiples cambios, entre ellos, el de la circulación del saber. Durante la era moderna, el saber, fue privativo de algunas figuras de poder al interior de la escuela. Hoy esto, se ve trastocado por la inmersión de las TICs en la cotidianeidad, estos saberes que solian circular solo en espacios "sagrados" como la institución escolar de manera legitimada y contenida, y a un tiempo determinado, actualmente también circulan por fuera de dicho ámbito físico. Estos cambios son entendidos por Jesús Martín Barbero (2003) como descentramiento y diseminación (ver texto completo en http://redalyc.uaemex.mx/pdf/800/80003203.pdf o http://www.rieoei.org/rie32a01.htm) (Verónica C Viera Galean)

El Descentramiento hace referencia a la circulación de los saberes por fuera de la escuela y de los libros; es decir que el saber se corre (se des-centra) de eje. Por ejemplo el libro muta, des-centra (no reemplaza) hacia la aparición del texto electrónico.
Jesús Martín Barbero dice “Estamos ante un descentramiento culturalmente desconcertante, pero cuyo desconcierto es disfrazado por buena parte del mundo escolar de forma moralista, esto es, echándole la culpa a la televisión de que los adolescentes no lean. Actitud que no nos ayuda en nada a entender la complejidad de los cambios que están atravesando los lenguajes, las escrituras y las narrativas. Que es lo que en realidad está en la base de que los adolescentes no lean, en el sentido en que los profesores siguen entendiendo leer, o sea sólo libros”.
Es decir, que la escuela no se sitúa en un lugar de apertura hacia estos nuevos saberes, si no que se encuentra a la defensiva de los nuevos modos de percepción, de lenguaje y escritura que remite hoy por hoy la tecnología.
Esto conlleva a una falta de identificación por parte del alumno con la institución educativa; una falta de representación de ambas partes, ya que ni la institución se representa en sus sujetos de la educación, ni éstos se sienten representados por esa institución.
La Diseminación está relacionada con la des-localización y la des-temporalización; esto significa que las fronteras entre los saberes académicos y los saberes comunes (provenientes de la experiencia social y de las memorias colectivas) se difuminan escapando de los lugares y de los tiempos legitimizados socialmente.
(Angeles Emiliozzi)
Tanto el Descentramiento como la Diseminación conllevan a que la escuela deba adaptarse a esta nueva realidad y mutar. Los docentes deben formarse para incorporar estos cambios y las TIC a su práctica, entendiendo que este es el primer paso para el pasaje de la Sociedad de la Información a la Sociedad del Conocimiento.
Para una ampliación, de estos conceptos también es interesante el siguiente link, que expone un texto denominado "Figuras del desencanto", del mismo autor del que venimos escribiendo.
http://www.revistanumero.com/36fig.htm (Verónica Cecilia Viera Galean)