Competencia filosófica:

En esta nueva sociedad de la información y la comunicación, con el auge de las nuevas tecnologías es necesario un lector que sepa leer los caracteres que estos nuevos dispositivos tecnológicos manejan, es decir, los datos que las nuevas tecnologías arrojan son los que necesariamente necesitan de un lector que pueda interpretarlos y convertirlos en significados.
Es por ello que Marina (2009) afirma que la competencia fundamental a adquirir por los docentes que se encuentran en formación en esta sociedad, seria la competencia filosófica de “aprender a pensar”, ya que la información que dan las nuevas tecnologías hay que elaborarla para que pueda ser útil. Es así que aprender a pensar seria la competencia más básica de todas, pues ningún aprendizaje o conocimiento podrá darse en nadie si antes no se ha aprendido a interpretar la información. Lo que el docente debe poder hacer es que el alumno adquiera la capacidad de discernimiento, de relación y de comprensión, y valoración del mundo, algo que el alumno puede hacer por si mismo, pero necesita de una guía.
Ésta capacidad estaría relacionada con la de pensar y convertir la mera información en conocimiento, lo cual se vuelve cada vez más necesario con el auge de Internet, lo cual es el ejemplo más claro para poner en práctica esta competencia. Internet aplicado al ámbito de la educación tiene funciones como la de brindar información , ya que es principalmente utilizado como un buscador, pero para ello se requiere pensar modos de poder encuadrar esa búsqueda de manera que no resulte estéril y acabe siendo solo una actividad de copiar y pegar, para ello por ejemplo un docente puede pedir que busque información de un determinado tema en la Web pero dándoles un sitio específico del cual deban poder realizar una síntesis con sus propias palabras. Asimismo Internet permite la comunicación, lo cual Marina (2009) afirma que sería una buena estrategia utilizar la comunicación virtual para estrechar lazos con las familias, entres los centros, entre los alumnos y entre los propios docentes. Por último, cabe mencionar que Internet permite un trabajo colaborativo a partir del uso de los blogs o las Wikis, en donde los docentes se encuentran con otra metodología de trabajo en la cual los alumnos pueden hacer cosas por sí mismos, mostrando los resultado públicamente compartiéndolo y ayudado a otros
Parece ser que los alumnos estarían desarrollando capacidades nuevas, y perdiendo las antiguas que antes parecían indispensables para la adquisición de conocimientos, por lo que la tarea de los docentes pasaría a ser enlazar unas con otras de manera que se aprovechen las nuevas reforzando las “antiguas”.

Su capacidad de atender a varios canales de información necesita del criterio para resaltar unos en detrimento de otros. Su capacidad de rápida asimilación y reacción a los estímulos necesita también de la repetición, que asegure el paso de esos nuevos conocimientos de la memoria a corto plazo a la memoria “de larga duración”. (Marina, 2009:2)

Es por ello que la labor del docente sigue siendo la de guía en el aprendizaje, la de tutor que forma personas a las cuales debe poder llegarles esta competencia de “aprender a pensar”.

(Fiorella Gandini)